Tallarines de cúrcuma a la puttanesca

Hoy te enseñaré a hacer los tallarines de cúrcuma a la puttanesca!! Una receta muy versátil! Pero primero de todo voy a presentarme.

Mi nombre es Aroa me podeis seguir en mis instagram @zentrate_entuser, soy técnica superior en dietética, me gradué en el año 2012 y desde entonces, estudié en la misma escuela naturopatía y medicina tradicional china, me apasiona este mundo de la nutrición y las terapias naturales.
Soy clienta habitual en Com antany, ya que en casa estamos cada vez más concienciados en reducir el plástico (sobre todo el de un sólo uso) y la verdad es que en esta tienda tienes gran variedad de cositas para poder empezar el cambio a una vida lo más “zero waste” posible.
Me veréis por aquí de vez en cuando escribiendo posts sobre alimentación, nutrientes, recetas etc.

De momento hoy, os traigo una receta que llevo mucho tiempo queriendo hacer y me ha quedado buenísima: “Tallarines de cúrcuma a la puttanesca”. Vamos con los ingredientes que necesitaremos para 4 personas.
Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 nidos de tallarines de cúrcuma *
  • 4 c.s de aceite de oliva virgen extra
  • 600ml de tomate triturado *
  • 3-4 dientes de ajo cortados en láminas
  • 10 filetes de anchoas en conserva cortaditos
  • 1 c.s de alcaparras
  • 2 c.p de sirope de agave
  • Media lata de aceitunas negras deshuesadas cortadas en láminas
  • Orégano seco
  • Pizca de pimienta y sal
  • 1 guindilla (opcional)
  • Albahaca fresca 5-6 hojitas
    *La pasta, podéis escoger la variedad que queráis calculando más o menos 100gr por persona. En Com Antany tienen de cúrcuma, de albahaca, de pimiento de espelette, etc. Además de las clásicas de toda
    la vida. Son artesanales, ecos y hechas a mano en Navarra, así que son de una calidad brutal. El tomate podéis comprarlo triturado u opción más rápida, comprar la salsa eco de tomate de Com Antany (la que hice yo).

Paso a paso para la elaboración de los tallarines de cúrcuma a la puttanesca

Cocer los nidos de tallarines de cúrcuma unos 10’ con una pizca de sal. Cortamos los ajos en láminas, las anchoas en trozos pequeños y les quitamos la máxima sal que podamos, ponemos el aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente añadimos los ajos y las anchoas (y la guindilla picada). Salteamos vigilando que los ajos no se quemen.

Cuando estén doraditos añadiremos la salsa de tomate, con un poco de orégano, pimienta y el sirope para disminuir la acidez del tomate. Si es tomate natural, debemos dejarlo reposar unos 20’ para que absorba el agua. Si usamos la salsa como yo, dejamos que haga chup-chup unos 5’ y añadimos las alcaparras, las aceitunas y la albahaca fresca. Comprobamos de sal por si hay que rectificar. Dejamos 5’ más para que coja el sabor de todos los ingredientes y apartamos del fuego.

Escurrimos bien la pasta y pasamos por agua fría para cortar la ebullición del todo.

Cuando esté bien escurrida podemos servir con la salsa por encima y ¡a comer!

Es un plato con mucho carbohidrato y con una buena cantidad de aceite, así que simplemente es para poder hacerlo de vez en cuando y variar un poquito las salsas que solemos hacer habitualmente.

Hay que vigilar con las anchoas sobre todo la gente que tiene hiper tensión. Yo, por ejemplo, quité toda la sal que pude de las anchoas antes de ponerlas en la sartén, y después no añadí más sal a la salsa.

Simplemente un poquito en el agua de la cocción de la pasta y ya.

Espero que si hacéis la receta nos comentéis tanto a Ainhoa como a mi y nos digáis que tal os ha quedado.

¡Nos vemos en el próximo post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *